Segui @EduardoKastika

Qué significa ser ORIGINAL

La palabra originalidad tiene su raíz en la palabra origen. La expresión más genuina de la originalidad está en las respuestas de un niño: sorpresivas, para nosotros, pero naturales para él.

Antes de que lo estructuremos enseñándole qué es un buen regalo para su madre, el niño de 3 años decide ingenuamente (con actitud genuina dentro) que su regalo va a ser un rollo de papel higiénico.

Esa respuesta es lo que al niño le sale. En esa respuesta pone toda su originalidad. Todo su origen. Origen = lo que le sale.

Luego, nosotros, lo iremos amaestrando e indicándole qué es lo que se supone que está bien y qué es lo que está mal. Con todas las consecuencias que esto implica. Pero este es otro tema. Volvamos a la importancia de partir del origen.

Es muy difícil competir con una empresa que se dedica exactamente al negocio que mejor le sale.

Más aún, cuando se trata de un negocio nuevo creado de manera genuina y apasionada.

A Usted le podrán competir con algo similar. Es más, podrán intentar hacer exactamente lo mismo que Usted. Pero si Usted sigue siendo fiel a su estilo y se mantiene en su identidad, a los demás les va a costar mucho igualarlo.

Mantener la identidad: con su estilo, con sus “mañas” y hasta con sus imperfecciones. Pero seguir haciendo lo que Usted cree que debe ser hecho.

Los clientes se dan cuanta cuando están comprando algo hecho por alguien que siente su negocio. Y también se dan cuenta que “hay algo que no cierra” en el momento que están comprando una copia.

Por más que sea “el negocio del año”, si a Usted no le sale, no lo haga. 

Comments
blog comments powered by Disqus